jueves, 1 de agosto de 2019

KUZU


Me recuerda a mi infancia, mi madre me curaba casi todos los males con esto… Quizá en tu casa era la manzanilla o la menta poleo. 

¿Qué remedio se ha usado siempre en tu casa para curarlo todo o casi todo? ¿Lo heredaste? Espero que si lo estas recordando ahora, lo recuperes o adaptes alguno, porque esto forma parte de los recuerdos cuando crecemos y nuestros hijos crecen. Es una bonita forma de que nos recuerden allá donde estén.

El kuzu es un almidón obtenido de la Pueraria Lobata, una planta muy utilizada en la medicina tradicional china y cuyas raíces pueden llegar a crecer hasta dos metros de profundidad.

En la actualidad, se usa especialmente para ayudar en problemas gastrointestinales. Su alto contenido en flavonoides ayuda a reducir el dolor abdominal y mejora el flujo sanguíneo en esa zona, aliviando los síntomas de malas digestiones, aires, inflamaciones abdominales, gastritis, etc.

Es un remedio muy eficaz para regular el tránsito intestinal, y está especialmente indicado en casos de diarrea. Para estos casos, así como para los relacionados con el sistema digestivo, resulta muy útil la bebida conocida como ume-sho-kuzu, una combinación de kuzu, umeboshi tamari, cuyo resultado es altamente alcalinizante. 
Además, gracias a su alto contenido en almidones resistentes, su consumo habitual, ayuda a mejorar nuestra microbiota intestinal, favoreciendo el desarrollo de bacterias beneficiosas. Tiene un efecto relajante que ayuda a aliviar momentos de estrés, siendo muy efectivo para dolores de cabeza, migrañas y tensiones, en niños, en personas adultas o nuestros mayores. 

Mira la receta de Kuzu-manzana al final del artículo.

Esas propiedades, son las que lo convierten en un aliado cuando queremos dejar de fumar, de beber o superar cualquier tipo de adicción. Estudios recientes de la Harvard Medical School, demuestran que el kuzu ayuda a reducir el consumo de alcohol en bebedores habituales.
Además de utilizarse como espesante para sopas, lo puedes utilizar para preparar salsas y cuajar tartaletas dulces o quiche de verduras. Las mermeladas espesadas con kuzu quedan brillantes y ganan en color, manteniendo su sabor original.
También resulta interesante su uso para mejorar las tempuras. Las hace más crujientes y absorberán menos aceite.

El kuzu se presenta habitualmente en forma de grumos que se asemejan a la tiza. Para calcular la cantidad correcta de kuzu a utilizar es necesario partir el grumo para hacerlo polvo y poder medir mejor la cantidad de producto que necesitas. Para romperlo, simplemente presiona con la parte de atrás de una cuchara sopera y verás que se deshace fácilmente. Una vez en polvo mide una cucharada y disuélvela en un poco de agua fría, muy poca cantidad, este paso es solo para evitar grumos cuando lo calientes. Añade por una cucharada de kuzu 1 taza de agua, infusión, té, zumo, etc. 
Una vez que la preparación está al fuego, como con cualquier almidón, es muy importante estar ahí y remover con frecuencia para evitar que la preparación se espese en grumos. Sabrás que el kuzu está listo cuando cambie de color, al principio tiene un tono blanquecino que se vuelve traslúcido con el calor, notarás además que ha comenzado a espesar. Este proceso es muy rápido y no suele durar más de 2 ò 3 minutos.
Receta
Manzana-kuzu o Apple-Kuzu 
·       Disuelve una cucharadita de kuzu en un poco de zumo de manzana.
·       Añade esta disolución a una taza de zumo de manzana biológico y colócalo todo en un cazo.
·       Cocina la bebida a fuego bajo, sin dejar de remover hasta que comience a espesar y volverse transparente.
·       Apaga y tómalo caliente. ¡Qué lo disfrutes!

Al ser una bebida caliente, atempera el metabolismo y relaja. Es ideal para niños cuando están muy nerviosos para dormirse o alterados. Es una bebida genial para prevenir los dolores menstruales.

Ahora soy una buscadora incansable de remedios caseros preventivos y naturales que nos sirvan a todos en casa. No con el fin de usar en un momento puntual, sino más bien de aprenderlos y tenerlos siempre a mano para cualquier momento necesario. “Remedios familiares naturales”.






No hay comentarios:

Publicar un comentario