martes, 23 de julio de 2019

Preparando el botiquín...


En muchas ocasiones cuando estamos preparando el botiquín, que suele ser a última hora, comentamos… "¿Tantas cosas llevamos? Buahh, esto nos ocupa media maleta… Seguro que donde nos vamos hay farmacias y se puede comprar… No creo que nos pase nada en este destino… La última vez llevé un montón de cosas y no usé ni la mitad…" y un largo etcétera. 

Ahorra espacio en ropa y otras cosas que será más fácil comprarte en el destino.

El simple hecho de poder expresarnos con el idioma, de conocer los productos, de entender su aplicación, de pagar lo que realmente vale y no el doble del precio, de poder usarlo a las 4:00 a.m y no tener que buscar una farmacia de madrugada o tener que desplazarte muchos kilómetros en cualquier momento vale la pena. La ropa, un bikini, un sombrero, un calzado, una toalla o cualquier accesorio se compra al gusto y se sabe valorar mucho mejor el valor que tiene en dinero. No precisas de ayuda para comprar estas cosas y suele haber mucha más oferta en cualquier sitio.



Por ello, como farmacéutica y habiendo oído muchas historias de amigos y clientes cuando llegan de sus vacaciones, te aconsejo llevar un buen botiquín desde casa. Ocupa el espacio de la maleta en eso, el resto se puede comprar más caro o más barato, es más fácil encontrar para todos los gustos que los productos de botiquín.