viernes, 14 de diciembre de 2018

Mi viaje hippie (parte III)

Bueno, sin duda, esto de caminar, comer y trabajar por dos es mucho más cansado de lo que esperaba. Lo cierto es que la experiencia me está resultando súper enriquecedora, si antes admiraba a la mujer prácticamente por el mero hecho de serlo ahora la admiro aún más (y eso que aún no he pasado por el momento de dar a luz).

Tenía pendiente, al menos dos partes más de mi viaje hippie del mes de septiembre. Esta tercera parte va a ser gastronomía pura y dura y es que con eso de los antojos me he acordado de lo rico y variado que comí así que quería recordarlo, y qué mejor que hacerlo compartiéndolo con ustedes...

Me había quedado con el anterior post en Tarifa, pues nos despedimos de Tarifa a lo grande, viendo el atardecer en el tan conocido “tumbao”, Playa de Valdevaqueros. Primero comimos en la terraza de brasa y después nos tomamos unos mojitos muy ricos acostados en el césped (el mío de sandía sin alcohol). Parada obligatoria si vas a tarifa.





Tirando de memoria y del históricos de mis fotos en el móvil recuerdo que hicimos de nuevo una parada culinaria al salir de España, pasando por Ayamonte (ultimo pueblo español antes de pasar la frontera a Portugal). Queríamos comer algo típico de la zona, y las seleccionadas fueron las coquinas y huevas de choco 🤤🤤🤤 ¡rico rico!




Pero lo realmente típico cuando vas en caravana es hacerte de comer en ella y comer al estilo más caravanero. Lo hicimos para cenar en Lagos, Portugal. Teníamos muchas ganas de conocer la playa do Camilo, así que pernoctamos muy cerca y nos hicimos esta súper cena.


Ensalada de lechugas variadas, tomates cherry y aliño de aceite de oliva virgen extra (que nos compramos en Vejer de la Frontera). Hamburguesa con pan de centeno, aguacate y queso. La hamburguesa es de zanahoria y pollo de corral. ¡Buenísimo!

Pues eso... "nunca es tarde si la dicha es buena" y la dicha ha sido la mejor así que espero que les guste este post. Dejo pendiente uno para terminar la crónica de este viaje que tanto ha marcado mi vida. Y les adelanto por aquí el reportaje que hice para la revista The Pocket Magazine de diciembre para que no se me acumule material ;-p




No hay comentarios:

Publicar un comentario