viernes, 18 de mayo de 2018

Qué comer para aliviar la menopausia

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que se puede vivir de forma plena, con salud y sintiéndote bien contigo misma. Hoy te explico cómo…
Con los primeros desajustes menstruales (peri menopausia) el cuerpo comienza a producir menos cantidad de estrógenos produciendo cambios hormonales que tienen que ver con el peso y el estado de ánimo.
La dieta puede ser una herramienta poderosa para controlar los niveles de estrógenos. La finalidad es disminuir los cambios de humor que puedan aparecer y evitar que nuestro metabolismo disminuya el ritmo.
El poder de las plantas
Los fitoestrógenos son nutrientes vegetales que imitan los efectos del estrógeno en el cuerpo y son útiles en los primeros años de la menopausia. Dicho esto, nunca es demasiado tarde (o demasiado temprano) para agregar estos valiosos compuestos vegetales a tu dieta. Los encontrarás en alimentos vegetales como linaza, productos de soja fermentada (como tamari, miso y tempeh), así como en frijoles, lentejas y otras legumbres y cereales integrales.
Miso de la marca Biocop, es uno de los que uso habitualmente, lo puedes encontrar en Mundo Corominas.
 
Nuestro cuerpo convierte estos fitonutrientes en compuestos similares al estrógeno, con la ayuda de las bacterias intestinales amigas, por lo que es importante mantener una buena saludintestinal. La soja es conocida por ser una fuente de fitoestrógenos, pero se enfoca en las variedades fermentadas y siempre de buenísima calidad, porque la fermentación descompone los compuestos naturales de la soja, lo que hace que sea más fácil para el cuerpo absorber los minerales.
Comidas saludables
Después de la menopausia, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares se iguala estadísticamente a la de un hombre debido a la pérdida de estrógenos. Los pescados grasos como el salmón, la caballa, las sardinas y la trucha contienen grasas beneficiosas que ayudan a prevenir los coágulos, mejoran los niveles de triglicéridos en la sangre y aumentan la circulación. Procura consumir de 2 a 4 porciones por semana y utiliza métodos suaves de cocción como el vapor u horneado para proteger los aceites beneficiosos. Siempre que puedas compra pescado silvestre en lugar de pescado de piscifactoría por la mayor calidad y cantidad de ácidos grasos esenciales.
Otros alimentos ricos en estas grasas y que ayudan a prevenir este tipo de enfermedades son el aguacate, semillas de chía, semillas de sésamo, de calabaza y  frutos secos, siempre que sean naturales o tostados. El aceite de oliva extra virgen,  es rico en compuestos protectores llamados polifenoles, necesarios para nuestro día a día metabólico.
 
Apoya la desintoxicación natural de tu cuerpo
El ajo y la cebolla son ricos en azufre, que favorece la desintoxicación del hígado. Los componentes de verduras como la col, coliflor o el brócoli ayudan a equilibrar los niveles de estrógenos de nuestro cuerpo. La vitamina B6 y el magnesio también equilibran estos niveles, así que incluye avena bio certificada sin gluten, semillas oleaginosas a diario, verduras de hoja verde y cereales integrales.
Cebolla Guayonge típica canaria.
 
Probar el estilo japonés
A menudo se dice que las mujeres japonesas experimentan menos síntomas de la menopausia y una menor incidencia de osteoporosis. Muchos creen que se debe a la soja, que prevalece en la dieta japonesa, pero también se debe a la costumbre de consumir y cocinar con algas como la kombu, kelp, nori y wakame. Estas algas marinas proporcionan minerales valiosos que nutren las glándulas como la tiroides, mantienen la salud ósea y son una valiosa fuente de estrógenos vegetales. Puedes cocinar tus guisos habituales con ellas, comprarlas preparadas para espolvorear en ensaladas y cremas de verduras.
Alga nori
 
Aumenta tu calcio
Aumenta los alimentos ricos en calcio ya que esto te ayudará a evitar en la medida de lo posible la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares. No necesitas  depender de productos lácteos, con que tengas un buen queso blanco fresco de cabra y algún yogur o kéfir bio o de cabra, dátiles, nueces, sésamo, algas, garbanzos, verduras de hoja verde, etc, tienes ;-p
Semillas de sésamo
 
Tan importante es aportar alimentos que contengan calcio como evitar alimentos, sustancias o factores que puedan obstaculizar la absorción del mismo, como por ejemplo, exceso de proteínas, exceso de fósforo proveniente de alimentos procesados o refrescos, exceso de fibra o exceso de sal.
Cuidado con …
Mantener un peso saludable
Esta clave es muy importante, debido a que durante la menopausia el metabolismo se vuelve más lento, se aumentan los adipositos grasos, nuestro cuerpo se mantiene con menos cantidad de energía, hay una pérdida del tono muscular y pueden haber cambios emocionales.
 
Siguiendo las pautas que hemos descrito, sin duda, ¡mantendrás un peso ideal! Pero no te olvides de añadir algo de ejercicio físico, al menos salir a caminar 3 ò 4 veces en semana.
Vigila tu consumo de azúcar
La disminución de estrógenos que experimentan las mujeres en menopausia hace que hormonas como la insulina produzcan variaciones de los valores de azúcar en sangre. Para que esto no llegue a ocurrir, evita los alimentos dulces procesados, sustituye los cereales blancos por los integrales y come cantidades de este grupo en menor cantidad para estabilizar el índice glucémico.
Azúcar refinado y azúcar moreno
 
Suplementación.
Si experimentas cambios, si no consigues estabilizar o eres consciente de que no realizas una dieta equilibrada, puedes lograrlo con suplementos de calidad siempre y cuando estén recomendados por un médico o farmacéutico. En Farmacia Corominas y Mundo Corominas tenemos muy buenas experiencia con este tipo de productos.
 
Consúltanos, estaremos encantados de ayudarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario