martes, 31 de octubre de 2017

La obesidad puede prevenirse


El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El mejor indicador para esto es el IMC (índice de masa corporal) que se calcula:
 
Kg (de la persona)

-------------------------- = IMC

talla al cuadrado (m2)
 
La OMS considera que un IMC igual o superior a 25 es sobrepeso y un IMC igual o superior a 30 lo considera obesidad.
 
 
 

Las causas principales por las que se encuentran tantas personas en esta situación son:

 
- Un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas.
 
- Un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasas saturadas.
 
- El sedentarismo, el descenso en la actividad física.
 
Por supuesto esto nos puede llevar a desencadenar enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor como osteoartritis y, por supuesto, algunos tipos de cáncer.
 
Por suerte... ¡PODEMOS REDUCIR EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD!
 
¿Cómo?
 
1- Visitando a un nutricionista que te guíe y te acompañe en el camino para poder hacer los cambios pertinentes en tu alimentación sin generar cambios bruscos y teniendo mucha consciencia sobre los patrones de una alimentación saludable, equilibrada y que permanezca en el tiempo.
 
2- Realizando cambios con respecto al ejercicio físico.
 
3- Limitando la ingesta total calórica procedente de grasas y azúcares.
 
4- Aumentando el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario