lunes, 8 de mayo de 2017

LA QUINOA O QUINUA, UN ALIMENTO MILENARIO

Fundamental en una alimentación completa y saludable.

La quinoa (Chenopodium quinoa) es una semilla, no un cereal. Aunque lo tratemos como tal en la cocina se asemeja más a las acelgas que al arroz o al trigo. La Quinoa ha sido durante milenios un alimento base en países sudamericanos.

Una de sus características principales en los tiempos que corren y con la cantidad de celíacos e intolerantes al gluten que hay, es la de no tener gluten. Tiene una elevada cantidad de proteínas que contienen TODOS los aminoácidos esenciales. También es rica en hidratos de carbono. Es muy digestiva. Es relativamente pobre en lípidos  y con mayor contenido en minerales que otros cereales, especialmente hierro, calcio, fósforo y potasio. Es un alimento base para toda la familia y para cualquier tipo de dieta incluso la dieta que propone la NASA para sus astronautas ya que es uno de los alimentos más completos, sanos y equilibrados.



La quinoa tiene un índice glucémico reducido, entre sus múltiples beneficios destaca también las grandes cantidades de flavonoides que son potentes antioxidantes vegetales. De hecho, para mantener la mayoría de las propiedades es preferible comprarla Ecológica o Biológica y también su lavado antes de consumir ya que se evita la ingesta de saponina y se reduce el ácido fítico que es perjudicial para la absorción del resto de proteínas y minerales.


La reducción de triglicéridos es otro de los grandes motivos por los que se utiliza también como elemento básico en las dietas que buscan la reducción de peso. Su importante fuente de fibra soluble e insoluble ayuda ya que aumenta la sensación de saciedad. La quinoa ayuda a controlar el colesterol en sangre y contiene ocho aminoácidos esenciales para el ser humano.

Para “mis queridos deportistas”… este alimento es similar a la avena debido a la presencia de minerales, hidratos complejos y proteínas como la lisina, arginina e histidina. Además sus propiedades le permiten estar en un amplio abanico de platos que van desde infusiones hasta elaboraciones más complejas.
 
 

La receta: Pechuga de pollo a la plancha con quinoa, lima y cilantro.

Ésta es una receta bastante fresca gracias a la lima y el cilantro que usamos en su elaboración. La pechuga de pollo que se le añade, de forma opcional, permite que sea una comida sana y completa para cualquier tipo de dieta. Una receta sencilla, saludable y rápida que podremos estar degustando en apenas media hora.

Ingredientes (4 raciones):

-     2 tazas de caldo de verduras

-     1 taza de quinoa lavada previamente

-     1 diente de ajo picado

-     2 cucharadas de zumo de lima fresco

-     1/3 taza de cilantro picado

-     1 cuchara cafetera de azúcar de coco.

-     Sal (preferible del Himalaya) y pimienta al gusto


Pasos de preparación:

-     Mezcla la quinoa con el caldo en un caldero grande hasta que hierva. Una vez llegue al punto de ebullición, reducir la intensidad del fuego hasta que el caldo se evapore y la quinoa esté tierna.
¡Truco! Cuando la QUINOA está hecha,
le sale del grano un rabito blanco.

-     Retira el caldero del fuego, cubre con un paño de cocina y coloca la tapa. Esto permitirá que el paño absorba el agua restante y evitará que la quinoa quede aguada.

-     Tras 5 min retira ambos elementos y remueve.

-     Añade sobre la quinoa el ajo, el zumo de lima, el cilantro y el azúcar de coco.

-     Remueve y sazona con sal y pimienta.

-     Para terminar, añade la pechuga asada a la plancha. ¡Y listo!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario