domingo, 26 de febrero de 2017

Hoy sin tapujos, EL AZÚCAR

Últimamente leemos en Internet, prensa y libros muchas cosas malas sobre el azúcar y sí, el azúcar blanco cada segundo que pasa, se gana un detractor más en este mundo. No eres el único que cuando lo descubre se echa las manos a la cabeza pensando la cantidad de barbaridades que ha hecho con el azúcar a lo largo de su vida… Pero aquí estoy yo para decirte que “nunca es tarde”. El cuerpo humano es lo suficientemente inteligente como para adaptarse a la vida sin azúcar blanco y restablecer así la calidad de vida sin ella.

Seguro que tienes algún familiar, amigo o conocido que ha tomado conciencia sobre lo que es el azúcar y ha tratado de resumírtelo hablando de “la droga del siglo XXI”. Mi objetivo no es asustarte, sino poner en tu conocimiento lo que debes saber sobre el azúcar y hablarte de otros endulzantes por los que la podrías ir sustituyendo poco a poco.

El azúcar, hoy en día, se encuentra en muchos más alimentos de los que creemos, es una materia prima muy barata y abundante para la industria que nos obnubila el paladar. El azúcar blanco produce una de las adicciones más difíciles de detectar, reconocer y evitar.

 
El azúcar blanco, azúcar refinado o sacarosa pasa por un proceso industrial en el que se le extraen los minerales y oligoelementos naturales de la planta de origen. El azúcar moreno, sin embargo, se queda a medio camino en el refinado por eso es más sano aunque muchas veces esto lleva a engaño, ya que algunas empresas de comestibles añaden al azúcar refinado colorante marrón o caramelo para hacerlo pasar por azúcar integral.

Aquí te dejo las razones más evidentes por las que debemos reducir el consumo de azúcar refinada, y no solo de sobrecitos sino también de los alimentos procesados ya sean de gusto dulce o salado.

1. El primero y más importante es el problema vinculado al sobrepeso y la obesidad. Es una sustancia que no se considera alimento pero se encuentra en muchos de ellos aportando las conocidas calorías vacías.

2. El azúcar blanco es un comestible que produce importantes efectos fisiológicos negativos sobre los huesos, sustrayendo el calcio de los mismos y estimulando en exceso el sistema nervioso. También afecta al funcionamiento de las defensas y sobreexcita el páncreas.

3. ¿Por qué estresa al páncreas?

Cuando comemos alimentos con azúcar refinado entra de manera muy rápida en el torrente sanguíneo provocando que el páncreas segregue gran cantidad de insulina para contrarrestar los niveles de azúcar en sangre para poder transportarlo al resto de los órganos. Al ser tanta cantidad, no es posible almacenarlo todo y es cuando se convierte en reserva de grasas. Este proceso no solo nos hace aumentar nuestro peso, sino que también nos provoca cambios bruscos entre la hiperglucemia y la hipoglucemia. Ocasionando a largo plazo una situación de diabetes por mero agotamiento del páncreas.

Ralentiza el metabolismo, debilita los órganos, produce cambios en el estado anímico, caries dentales y, en resumen, está estrechamente relacionada con la mala salud.
Sustitutos en el mercado:
Azúcar de coco como primera opción por tres datos muy importantes. Tiene la mitad del valor de índice glucémico que el azúcar refinado, contiene mucha más cantidad de minerales y se considera el endulzante más sostenible del mundo.
 

 
 
Estevia como mejor edulcorante de procedencia natural. Es 300 veces más dulce que el azúcar pero con 0 calorías. No es realmente un azúcar con lo cual no aumenta los niveles de azúcar en sangre ni alimenta a la cándida.
 
 
Dátil, un fruto seco que endulza. Contiene mucha fibra dietética y ayuda a ralentizar la absorción del azúcar en sangre. Posee gran cantidad de antioxidantes, minerales, hierro y taninos.
 
Melaza, el endulzante fermentado. Se extrae de diversos cereales, bayas, frutos o vegetales por un proceso de fermentación. En cuestiones de nutrición se lleva el primer lugar. Tiene gran cantidad de hidratos de carbono, vitaminas del grupo B y minerales. Es de gran utilidad para “mis queridos deportistas” por la carga de hidratos de carbono para la fácil recuperación y agujetas. También para todas aquellas personas que llevan a cabo trabajos físicos y mentales intensos. ¡Un truco! Cuanto más oscura sea la melaza, más nutrientes tendrá y más intenso será su sabor.
 
Miel de abejas cruda, SIN PROCESAR. La miel original, la miel que fabrican en tu ciudad, pueblo, comarca… es la que tiene antioxidantes, minerales, vitaminas, aminoácidos, enzimas, carbohidratos y fitonutrientes. Es una excelente opción para sustituir el azúcar refinado siempre y cuando sea el tipo crudo. No hay beneficios que queden en la miel procesada o adulterada con otros ingredientes.
 
Sirope de ágave, el endulzante líquido. Tiene bajo índice glucémico pero se compone principalmente de fructosa y glucosa, así que hay que tomarlo con moderación.
 
Xilitol o azúcar de abedul. Es un edulcorante con diversos beneficios para la salud como la prevención de caries y ayuda en la pérdida de peso. Su textura es muy parecida a la del azúcar blanco… ¡Pero NADA QUE VER!
 
Azúcar mascabo, mascabado o panela, el verdadero azúcar integral. Es beneficioso para nuestro organismo consumido con moderación. Nos aporta hidratos de carbono en gran cantidad pero integrales, con gran carga de fibra soluble, vitaminas del grupo A, B y ácido pantoténico. Pero todos estos beneficios se pierden cuando hablamos del azúcar refinado. La panela es muy consumida en América del sur y Asia. El color se debe a la capa de melaza que recubre cada cristal de azúcar lo que le confiere un sabor similar a la regaliz y una textura pegajosa.
 
 *Consejos Lucía Corominas
¿Cómo podemos sustituir el azúcar blanco?

Para dejar de ingerir azúcar debes, en primer lugar, controlar la que comes actualmente.

Reponer tu despensa con endulzantes de buena calidad.

Elaborar de manera casera, por ejemplo, un bizcocho y así cuando te apetezca un capricho dulce no consumirás tantas grasas saturadas ni azúcar blanco añadido. ¿Otra opción? Zumos o batidos de frutas y verduras endulzados por ti, sin colorantes ni conservantes.

Comprar productos exentos de azúcares para poderlos endulzar tú y así controlar qué cantidad y calidad de azúcar lleva el alimento. Por ejemplo, un yogur de cabra natural no azucarado con un toque de sirope de ágave.

Para evitar de la dieta el azúcar blanco debemos llevar una dieta rica en verduras, frutas carbohidratos integrales y legumbres. Nuestro cuerpo necesita la glucosa, la forma final de los carbohidratos que ingerimos, como combustible para llevar a cabo las funciones metabólicas de las células.
 
Si quieres saber aún más te recomiendo que visites la página www.sinazucar.org

2 comentarios: