miércoles, 24 de agosto de 2016

Vacaciones healthy, ¿por qué no?


Con motivo de las jornadas gastronómicas a cargo del chef Jordi Esteve del Nectari Restaurant (1* Michelín), he pasado un fin de semana en el complejo turístico del sur de Tenerife, Iberostar GrandHotel El Mirador acompañada por mi marido.
Un hotel idílico, sólo para adultos, donde se respira una tranquilidad absoluta y un servicio acorde a su categoría.

 
Personalmente, he tenido la sensación de haber hecho un paréntesis en el tiempo, centrándome en las sensaciones espirituales que me ha transmitido la estancia tanto físicamente como al paladar.

sábado, 6 de agosto de 2016

Un capricho Healthy

Hoy les traigo dos versiones de galletas. Por un lado, para dietas paleo, de celíacos o, simplemente, para personas que sin ser diagnosticados, saben que el gluten cuanto menos, ¡mejor!
La palabra galleta proviene de la palabra francesa galette. En la antigüedad, la introducción de los cereales procesados cocinados proporcionó una fuente alimenticia más fiable, por la necesidad de tener alimentos nutritivos, fáciles de almacenar, fáciles de transportar y de larga duración para los largos viajes. Ya en aquel entonces, los médicos encontraron multitud de problemas asociados a la digestión por lo que sugerían el consumo de 1 galleta al día, tanto para el sustento alimenticio como para evitar enfermedades.
 ¡OjO al dato!

Los ingredientes más habituales para la elaboración de galletas son: la harina de trigo blando, azúcar, sal, huevos, mantequilla, bicarbonato sódico o levadura química y agua.