viernes, 17 de junio de 2016

La autogestión de la salud.

¿Qué es lo que realmente quiero?
Esta pregunta puede resultar muy profunda, pero es quizá con la que podríamos dar forma a nuestro universo y, hoy, es el día de enfocarla a nuestra salud.
Para saber lo que queremos y cuán importante es para nosotros, sólo tenemos que hacernos la pregunta en un ambiente adecuado, es decir, cuando seamos plenamente conscientes para auto-respondernos con la mayor honestidad posible.
La salud depende únicamente de cómo la gestionemos nosotros mismos. Por ejemplo, es bien conocido que nuestra percepción depende del contexto en el que crecemos. El periódico La Vanguardia en su contraportada del 3 de Noviembre de 2014 se hacía eco de las diferencias existentes entre la población estadounidense y la española con respecto a la pregunta:
¿Su vida y su futuro dependen de usted o de otros?
En EEUU el 70% de la población respondió que su vida dependía de sí mismo mientras que en España el 70% de la población respondió que su vida dependía de otros.

A pesar de los datos que ya conocemos sobre la casi inexistente cultura alimenticia de esta población, ¿Qué hace que exista una diferencia tan significativa entre una sociedad y otra?
Desde mi criterio personal y profesional, que la sanidad dependa económicamente de cada habitante ya es un paso para tomar conciencia y decidir desde ti mismo si quieres cuidarte o pagar bien caro por no hacerlo. La diferencia real radica en el rol que asume cada persona sobre su vida; rol pasivo o activo.
 
¿Quieres lograr con éxito lo que realmente quieres respecto a tu alimentación? Pues asumir la responsabilidad en este proceso es la clave, lo que significa que no es el nutricionista el que come más fruta y verdura o sale a correr en tu lugar. A su vez, asumir la responsabilidad de este proceso no es sencillo, por lo que me gustaría dejarte varias herramientas, que no son las que hemos venido usando hasta el momento y quizás, porqué no, para hacer una reflexión en voz alta.
1-     Plantea tu objetivo en positivo. No es lo mismo proponerte  no estar gordo a decir que quieres estar más delgada.
2-     Sé más realista. Un objetivo muy habitual y que seguro han escuchado alguna vez es el siguiente: Mi herman@ se casa en dos meses y a mí me sobran 10 kg. Perder 10 kg en dos meses no es un objetivo realista, según el criterio profesional de un nutricionista el objetivo real sería bajar de 2 a 4 kg por mes según las características personales.
3-     Objetivo acordado por ti y desde ti, nunca impuesto. Conocemos muchos ejemplos de querer lograr algo que nos han impuesto, pero que en realidad no queremos solucionar en ese momento. El ejemplo más habitual en mi ámbito de trabajo como farmacéutica, es el dejar de fumar, pues si el paciente no quiere pero sabe que debe dejarlo, hay muchas posibilidades de abandonar la deshabituación tabáquica. Por más pautas que te ofrezca el profesional, si no estas preparado, la transformación de tus hábitos no se dará.
4-     Objetivos medibles.  Si algo no se puede medir, no se puede mejorar”. Objetivos cortos, en fases que puedas ir superando y que a su vez nos vayan motivando. Si logras esto, ¡tienes un puesto en el podium asegurado!
En resumen, conocer la importancia del objetivo es algo clave para poder utilizar las pautas citadas anteriormente y contar con un profesional que se adapte a ti, y utilice herramientas útiles que te ayuden a conseguir tus objetivos.
Y ahora te estarás preguntando… ¿Cómo puedo saber cuánto es de importante para mí, conseguir lo que realmente quiero? Es muy sencillo, justo cuando te respondas a ti mismo qué es lo que quieres coge papel y lápiz y responde ¿PARA QUÉ QUIERO CONSEGUIR MI OBJETIVO?
Una vez elaborada tu lista de Para qués, con los motivos que te han llevado a plantearte el cambio en tu alimentación tienes preparada tu lista de motivaciones, para lograr un cambio duradero y que muy probablemente tenga el mejor reflejo de tus valores como persona.
¿Listo para autogestionar tu salud?
¿Listo para tomar conciencia sobre cuánta responsabilidad tenemos sobre la prevención de enfermedades?

No hay comentarios:

Publicar un comentario