sábado, 9 de enero de 2016

UN "NUEVO" DESCUBRIMIENTO, EL AZÚCAR DE COCO.

Debía a mis seguidores de Facebook este post, y es que muchos de ellos se han fijado que entre todas las recetas y batidos que he ido compartiendo hasta hoy, hay muchos ingredientes que se suelen repetir, uno de ellos el azúcar de coco.

El azúcar de coco es uno más de los endulzantes llamados “saludables” o menos nocivos para nuestra salud. Todos hemos oído decir que el azúcar es perjudicial para la salud y esto se debe en gran parte a que es un alimento que cuánto más consumes, más deseas. El azúcar de mesa ó azúcar blanco refinado, que consumimos de forma diaria en gran parte de los alimentos que ingerimos, es una de las drogas más peligrosas de nuestra actualidad. Se trata de un producto legal, un producto muy económico y que forma parte de la mayoría de nuestras comidas. El aumento del consumo de azúcar se vincula directamente al desconocimiento del consumidor, ya que se encuentra en más alimentos de los que pensamos, no sólo como endulzante y ha variado de tal manera que, según un estudio publicado recientemente, en la actualidad se consume 1kg de azúcar por persona a la semana. Sin embargo, a finales del siglo XIX se consumía algo más de 2kg de azúcar por persona al año.


 
El azúcar de coco es un edulcorante de bajo índice glucémico que se produce a partir de la flor del cocotero. Se parece al azúcar moreno en cuánto a textura y color, pero el azúcar al que hoy hacemos mención no es un producto procesado, por esto conserva sus nutrientes intactos. Es rico en magnesio, zinc, hierro, fósforo, potasio y algunas vitaminas del grupo B. También contiene un tipo de fibra conocida como inulina, lo que hace que el azúcar se libere de manera más controlada a la sangre. Puede usarse en cualquier receta como sustituto del azúcar blanco o moreno. Su efecto endulzante nos ayuda a sobrellevar y controlar los pequeños antojos que se nos presentan a lo largo del día, reforzando tambien la calidad del endulzante que consumimos. Éste azúcar tiene un ligero sabor a caramelo …. Ñam! Ñam!

El Indice Glucémico (a partir de ahora IG) es la medida de la rapidez con la que los alimentos aumentan los niveles de azúcar en sangre. Este valor tiene relación con el metabolismo del azúcar y nos da información sobre la calidad del hidrato de carbono existente en un alimento. Siempre va a interesar que el IG del alimento sea medio/bajo, ya que los IG altos obligan al páncreas a producir mucha insulina para contrarrestar los niveles de glucosa en sangre. El azúcar de coco en concreto posee un IG de 35 (por debajo de 50 se considera bajo). Podríamos unir en el bando de los edulcorantes saludables también el sirope de agave o melaza de arroz.
 
 
A mis queridos deportistas, siempre les recuerdo que el objetivo es mantener los niveles de glucosa en sangre estables para aportar energía de fondo sin picos de subida o bajada, ya que cuanto más elevado es el índice glucémico más rápido sube la glucosa en sangre y más rápido baja consecutivamente.

Aun así cabe insistir en que el azúcar de coco es también un azúcar y que como todo, y en especial con los endulzantes, el consumo en exceso no es nunca recomendable. Sin duda alguna, la mejor opción es educar de nuevo el paladar, disminuyendo el azúcar de cualquier tipo de tu alimentación y así, volver a recuperar tus papilas gustativas. ¿Te gustaría probar con endulzantes de bajo índice glucémico? ¿Estás listo para cambiar el azúcar blanco por un endulzante saludable?

No hay comentarios:

Publicar un comentario